Desarmando la mente atea popular

La realización de este post no es para burlarse o ridiculizar la mentalidad de aquellas personas que profesan ser ateas, escépticas, agnósticas o cualquier no-teísta; sino, para ver el fallo de parte de ellos a la hora de considerar la validez de la evidencia en cualquier caso en favor del teísmo cristiano.

Mis últimas interacciones con ateos en la web (mejor dicho, ateos populares), me ha llevado a escribir este post. No ando cazando ateos en la web, pero si respondiendo objeciones al teísmo cristiano y compartiendo evidencias en favor del mismo. Ha sido en ese ejercicio que me ha tocado interactuar con algunos que hacen algún tipo de objeción a mis argumentos. Luego de hacer esas objeciones, paso a responderles, mostrando la coherencia del teísmo cristiano y la incoherencia de toda cosmovisión contraria. Es aquí, donde el ateo promedio (popular) no tiene como refutar lo que digo, y termina no aceptándolo porque a él “no le parece lógico”. Es aquí, donde yo pido que se demuestre lo “ilógico” de mis afirmaciones, pero el ateo no procede a esto, sino que sigue afirmando que lo que digo es ilógico y que por eso no puede aceptarlo. De esta experiencia, he concluido que:

1) El ateo promedio (popular) solo aprende cuales argumentos usar para atacar cualquier tipo de teísmo, y más específicamente, el teísmo cristiano; pero, este nunca aprende a analizar la coherencia de las proposiciones para ver si aun lo que dice es plausible. En pocas palabras, este ateo solo sabe repetir, no analizar, por eso las respuestas cristianas le son incoherentes, pues desconoce del tema que el mismo ataca.

2) El ateo promedio (popular) carece de un estudio por lo menos básico de filosofía o lógica, lo que es necesario para todo aquel que usa argumentos y trata siquiera de refutar argumentos.

3) El ateo promedio (popular) usa la ciencia como su eje para evaluar las cosas, no sabiendo que la ciencia no puede probar un montón de cosas, como que 2+2=4, lo cual él cree aun sin poderlo demostrar científicamente.

4) El ateo promedio (popular) solo llegará a un punto superficial en cualquier debate sobre el teísmo, pues nunca profundizas con un ateo en este tipo de debates, pues como dijimos antes, el solo aprende argumentos en contra del cristianismo, pero no aprende a contra-argumentar la refutación de sus argumentos por parte del teísta cristiano.

El ateo sabe mencionar “las contradicciones bíblicas”, sabe mencionar “los asesinatos de un Dios bueno”, sabe afirmar que “el mal no compagina con un Dios de amor”, etc., pero este ateo promedio (popular), que se encuentra mayormente en la web, nunca sabrá más de ahí si no profundiza. Si usted le hace saber que si él reconoce un mal objetivo, es porque existe una moral objetiva, cuyo único fundamento ontológico se puede deber a un ser trascendente; si le hace saber que el mal es resultado de la capacidad de elegir del hombre y no de Dios, a todo esto, el ateo no sabrá comprenderle, y no porque lo que dice no es coherente, sino porque él no sabe analizar estas cosas, pues nunca se ha preparado y ha querido prepararse para ello. Para lo único que se ha preparado es para decir lo “irracional de creer que Dios existe”.

En una de mis últimas interferencias, le hacía saber a alguien que Dios creó el universo y que el universo no era eterno. Usando el argumento cosmológico kalaam, le hacía saber cómo se deduce del principio del universo, que este tuvo una causa incausada. Este me dijo que “esto era algo injusto”, pues porque Dios era eterno y no se podría decir lo mismo del universo. Objeciones como esta hacen ver lo poco preparado que esta el ateo popular, y muestra más aun, porque es popular. Si él supiera que los seres contingentes son materiales, temporales y están en el espacio, supiera que el universo no puede ser eterno y Dios sí. Si él supiera que los seres necesario son incausados, inmateriales, atemporales y a-espaciales, sabría que Dios es un ser que existe por necesidad de su propia naturaleza, y que como el universo tuvo un principio absoluto, no puede ser eterno. A esto, él objetó de la siguiente manera: “si todo tiene una causa, ¿Qué causo a Dios?”. Esta objeción además de ser común, ignora:

  1. La verdadera afirmación es: “los efectos materiales tienen una causa”.
  2. Dios no es material sino inmaterial, por lo cual no tiene causa.
  3. Los seres deben su causa a algo externo a ellos mismos o por necesidad de su propia naturaleza. En este caso, Dios como ser necesario, debe su causa a necesidad de su propia naturaleza.

El punto aquí es que el ateo popular tiene su mente armada de argumentos que él no entiende y que ya han sido refutados ¡hace siglos! El ateo popular no busca la verdad, pues su discurso muestra que no investiga a profundidad, pues de haberlo hecho, no mencionaría argumentos ya refutados.

Esto solo hace evidente hasta donde llegara el ateísmo popular: “a nada más que ser popular en unos cuantos”.

¡Dios les bendiga!

Anuncios

10 comentarios en “Desarmando la mente atea popular

    • Carlos E Rodriguez A dijo:

      Saludos Francis!

      Las matemáticas sí son ciencias, pero no son ciencias que usan el método empírico de las ciencias empíricas. Pertenecen a otra categoría de las ciencias, llamada ciencias formales. Dentro de este renglón también está la lógica, como ciencia formal.

      Lo que se pretende con todo esto es hacer ver a las creencias populares de que la ciencia no es el único medio para probar las cosas y saber si existe X o Y cosa o persona, sino que es un medio para una categoría: lo material. Cuando hablamos de estudiar lo material, ahí sí el método científico es bueno. Pero en asunto inmateriales o ciencias no empíricas, este no puede decir nada, no porque tales cosas no existen, sino porque no es su campo.

      No se puede demostrar con el método científico que 2+2=4 porque no puedes tomar estos números en un tubo de ensayo y hacer el experimento, que es como sí sabemos las cosas en ciencias empíricas.

      Me gusta

  1. Luisa dijo:

    Vaya locura de blog, está lleno de ignorancia y mentiras.
    Lo tienes todo, chico: medio tontito y más feo que un demonio.
    Que lastima que aun exista gente tan ignorante y primitiva. Así está el mundo por culpa de cuatro locos como tú.
    Qué pena.

    Me gusta

    • Carlos E Rodriguez A dijo:

      ¡Saludos Luisa!

      De vez en cuando apruebo comentarios como estes para hacer publico la capacidad lógica y de refutar de mis críticos. Es que tus argumentos son tan buenos que casi casi soy un ateo progresista. Es más, si no fuera porque necesito usar mi razón, ya dejaría de ser creyente, pero como soy alguien racional, lo siento, tus grandes argumentos no me convencen.

      Graciad por perder de tu tiempo y leer a este ignorante. Si hubieran 4 como yo, existirían menos personas que de expresen como tu y tengan tus ideas.

      ¡Gracias por comentar!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s