Los valores y deberes morales son objetivos

Entre los argumentos usados para demostrar la existencia de Dios, el argumento moral basado en la ontología moral, es uno de los más sólidos, pues es sencillo y fácil de enseñar. El argumento dice de la siguiente manera:

  1. Si Dios no existe, no existen valores y deberes morales objetivos.
  2. Existen valores y deberes morales objetivos.
  3. Por lo tanto, Dios existe.

El argumento busca hablar a favor de la existencia de Dios a partir de la realidad de los valores y deberes morales. El argumento no busca decir que es necesario creer en Dios para ser morales. El argumento no habla de epistemología moral, sino de ontología moral. Por esta razón, objeciones basadas en epistemología moral son irrelevantes, pues no es lo mismo que ontología moral.

La premisa 1 establece la relación entre la existencia de Dios como fundamento de la moral, afirmando que no puede existir una moral objetiva si Dios no existe. Esta premisa no será discutida aquí, sino la premisa 2, la cual afirma que existen los valores y deberes morales objetivos. Así, cualquier objeción con la premisa 1 será irrelevante aquí. No preguntamos en este post: ¿Cuál es el fundamento de la moral objetiva? Eso no es lo que queremos responder. La pregunta que queremos responder es: ¿existe la moral objetiva? ¿Los valores y deberes morales son objetivos?

Cuando decimos que la moral es objetiva, decimos que las verdades morales son ciertas y vinculantes, independientemente sí creemos en ellos o no. Así, cuando hablamos de objetividad, la mejor idea para representarlo es hablando de que existe un objeto fuera de nuestra mente, que existirá independientemente si creemos que existe o no. De esta manera, vemos como lo que pensemos sobre ese objeto, no afecta al objeto que existe fuera de nuestra mente. Supongamos que estamos viendo una mesa de color verde. Si decimos que la mesa es azul, aun siendo verde, esto no hará que la mesa sea azul, pues nuestra creencia no afecta a este objeto, y ella seguirá siendo verde a pesar de que pensemos que es azul. Esto es lo que queremos decir cuando decimos que los valores y deberes morales son objetivos. Ellos son verdad, aun creamos que lo sean o no.

Lo contrario a esto, sería decir que la moral es subjetiva (relativa). Decir que los valores y deberes morales son subjetivos, es decir que estos dependen de lo que digamos o pensemos. Si afirmamos estos, estaríamos diciendo que un valor y deber moral es vinculante solo para mi, pues es lo que yo creo sobre algo, no lo que es. Y, lo que creemos, no es vinculante para nadie más que para nosotros mismos.

Digamos, para poner un ejemplo, algunos enunciados:

  1. La glucosa es el combustible del cerebro.
  2. El helado de vainilla es el mejor sabor del mundo.
  3. Las habichuelas (frijoles) son malas.
  4. Las habichuelas (frijoles) son excelente fuente de hierro.

Las afirmaciones 1 y 4 son verdades objetivas. ¿Por qué? Porque tenemos una forma de comprobar y verificar esto a parte de lo que creemos. En el caso de la glucosa, sabemos que esto es cierto por evidencia que lo corrobora. En el caso de 4, sabemos que es verdad porque un análisis confirma que las habichuelas aportan mucho hierro. Imagine que yo digo ahora: “la habichuelas no aportan nada de hierro”. Esto es lo que yo creo. Es una creencia subjetiva, pero el hecho de que yo lo crea no quiere decir que sea verdad, pues la realidad es que las habichuelas sin son excelente fuente de hierro. Esto es un ejemplo claro de lo que es una verdad objetiva, que es verdad aunque yo crea lo contrario.

Las afirmaciones 2 y 3 no son objetivas. No hay forma de comprobar que el helado de vainilla es el mejor sabor, pues no hay nada en esta afirmación que valide esto, a parte de una experiencia subjetiva, en donde para algunos sí es el mejor sabor, pero para otros, no lo es. Si el enunciado no fuese ese, sino: “el helado de vainilla sirve para el colesterol (es un ejemplo)”, esto sí sería una verdad objetiva, pues independientemente de que me guste ese sabor o no, el helado de vainilla sirve para el colesterol, y hay hechos objetivos, fuera de nuestra mente o gusto, que nos pueden hacer ver esta realidad. El enunciado 3 es subjetivo, pues no hay forma de saber si son malas, más que la experiencia subjetiva de unos, y la experiencia subjetiva de otros, que dicen lo contrario.

Con esto, hemos visto que existe una diferencia entre decir que algo es subjetivo y objetivo. Si es objetivo, hay un referente que nos ayuda a guiarnos, y este es externo a nosotros. Si es subjetivo, es todo lo contrario.

La objetividad de la moral

Si decimos que los valores y deberes morales son objetivos, ¿Por qué decimos esto? ¿Qué nos ayuda a afirmar esta verdad?

Sentido de los juicios morales

Si la moral es objetiva, entonces existe un referente moral sobre un valor o deber, el cual será guía para mí. ¿Esto es cierto? Si. Todos sabemos que matar por diversión, violar por placer o torturar por entretenimiento, es malo. ¿Por qué es malo? Si fuera malo porque así lo pienso (subjetivismo), no tendría sentido mi juicio moral, pues ¿Por qué alguien debe pensar que un acto es incorrecto solo porque yo lo pienso? No hay justificación. Decir que una acción es incorrecta solo porque yo lo decida, es tan irrelevante, como decir que todo el que diga que el helado de vainilla no es el mejor, está equivocado. Para que mi juicio moral tenga sentido, debe existir un referente moral objetivo, con el cual podamos decir que algo es correcto o incorrecto. Cualquier afirmación de juicio moral sobre los actos de otro individuo, solo tendría sentido si el individuo que comete el acto y yo, podemos acceder a este referente moral, en donde si adquiere sentido decir: “has actuado de forma incorrecta”, pues sabemos que es incorrecto porque no es de acuerdo al referente moral.

Así, los juicios morales solo tendrán sentido si los valores y deberes morales son objetivos, de lo contrario, no.

Justificación de actos morales

Digamos que en una corte se conoce el caso de alguien que asesino a otra persona. Se le juzga por asesinato. Pero antes de ser dado el veredicto, se comprueba que el asesinato fue en defensa propia. De esta manera, el juez procede a decir que aunque el acto es incorrecto, hubo una justificación para hacerlo, lo cual hace al asesino inocente.

¿Por qué hay que justificar mis actos morales? La única razón para justificar un acto moral, es porque existe un referente moral.  Nuestro ejemplo ilustra el caso. No hay razón para justificar una acción que yo haga, sino es que he actuado de forma contraria a algo. Matar por diversión es malo. Si nuestro acusado hubiese hecho esto, seria culpable. Pero, su acción se justifico delante de este referente, porque lo hizo en defensa propia. La simple necesidad de justificar ciertos actos se debe a que existe un referente moral objetivo. De otra forma, no tendría razón alguna.

Hechos morales

Digamos un sin número de acciones:

  1. Matar bebes por diversión.
  2. Torturar animales por diversión.
  3. Torturar bebes por diversión.
  4. Violar a las mujeres por placer.
  5. Maltratar a los de otra raza.
  6. Perseguir y matar indocumentados.

Todos estos son actos incorrectos. ¿Qué hace que sean incorrectos? ¿Mi punto de vista? No, pues todos saben que esto actos son incorrectos. ¿Qué hacen que estos actos sean incorrectos? Un referente moral, que nos dice que son incorrectos. Vemos pues, que el subjetivismo o relativismo moral, no puede decir que un acto o hecho es correcto o incorrecto, pues no será su apreciación más allá que su simple punto de vista, el cual es irrelevante y no es vinculante a otras personas.

Aun exigir tolerancia a otros sistemas éticos, es afirmar un valor moral objetivo, lo cual sería evidencia de que la moral es objetiva, y no relativa.

La moral tiene que ser objetiva para que tengan sentido los juicios morales sobre ciertos hechos que sabemos que son incorrectos. De lo contrario, no lo serian.

Objeción 1: la moral es el resultado de leyes que benefician a la sociedad y a la especie humana.

Aun esto fuera cierto, esto no deja de hacer que esta sea objetiva en el sentido de que no depende de nuestro parecer, sino de referentes externos. Es decir, que esta objeción solo demuestra que sí es objetiva. La moral, o es subjetiva o es objetiva. La evidencia señala que es objetiva.

Justificando nuestra creencia en una moral objetiva

¿Existe una forma de justificar nuestra creencia en una moral objetiva? Sí. Así como con nuestros sentidos sabemos que el mundo externo que existe es real y objetivo, pues nuestros sentidos no nos engañan, sabemos que nuestros sentidos morales no nos engañan en creer que existe esta moral objetiva, es referente moral. Del mismo modo como nuestra creencia en el mundo objetivo a través de nuestros sentidos, es una creencia propiamente básica (creencia que no depende de otra creencia para conocerla), así lo es nuestra creencia sobre la mora objetiva, es propiamente básica.

De esta manera, estamos justificados en creer que sí existe un moral objetiva, y que nuestra creencia es correcta.

Objeción 2: ¿Cómo sabemos que no estamos siendo engañados para creer que esta moral  es objetiva, cuando no lo es en realidad?

Para saber que nuestros sentidos nos engañan acerca de nuestra creencia en que existe un mundo objetivo real y exterior, debemos salir de ellos y ver el mundo real exterior, y como esto no se ha hecho, estamos justificados en creer que no nos engañan a la hora de describirnos el mundo físico. De la misma manera, si no podemos salir de nuestros sentidos morales, y ver si funcionan o no, no podemos creer que nos engañen, y que nuestra creencia en una moral objetiva no es falsa. A falta de este derrocador para nuestros sentidos morales, no hay forma de dudar de ellos y en lo que nos hacen creer. La moral es objetiva, y tenemos buena justificación para creer en esto.

Objeción 3: ¿Cómo puede ser la moral objetiva si Dios es malo?

Esto es irrelevante al caso. Estamos afirmando que la moral es objetiva, debido a la evidencia. Decir que Dios debe ser bueno para que exista una moral objetiva, es no entender lo que queremos decir con una moral objetiva. Que sea bueno o malo no afecta en nada. Solo estamos viendo si los valores y deberes morales son objetivos o no. Si existe un referente fuera de mí para la moral, esto la hace objetiva y no relativa. Y hemos visto que sí, que existe un referente moral y nuestra percepción moral no nos engaña en hacernos creer que sí existe.

Objeción 4: la evolución es la que ha desarrollado nuestros sentidos morales.

Esta objeción comete la falacia genética. El origen de algo no dice nada sobre su valor de verdad. Además, si la evolución en verdad hizo esto, esto no niega que los valores y deberes morales sean objetivos. Si la evolución desarrollo mis sentidos físicos, esto no niega el hecho de que ellos me ayuden a ver una realidad física exterior. De la misma manera, si la evolución desarrollo mis sentidos morales, esto no niega el hecho de que ellos me ayuden a ver una realidad moral objetiva, la que es mi referente moral.

Objeción 5: la moral objetiva es producto de la evolución socio-biológica.

Esta objeción también es irrelevante, pues hace notar que no se entiende el punto. Si la moral depende de la evolución socio-biológica en verdad, aun tendríamos un referente objetivo para nuestros valores y deberes morales. Esto, en vez de ser una objeción, solo confirma que la moral es objetiva.

Objeción 6: la moral es relativa a las culturas.

Lo primero es que esta es una excepción a la regla. Que haya culturas que hicieron cosas incorrectas, no quiere decir que la moral no es objetiva. Que haya personas que no puedan ver el mundo físico exterior a través de la vista, no quiere decir que este no exista.

Todas las culturas tenían leyes donde matar era castigado, y un sin número más de actos morales. Esto solo nos hacer ver que a pesar de que poseían practicas que hoy condenamos (condenación que solo tiene sentido si la moral es objetiva), poseían cierta percepción moral que los hacía actuar en algunos sentidos, de acuerdo al referente.

Conclusión

El hecho de que nos parezca extraño de que alguien actué contrario a lo que sabemos que es moralmente correcto, es evidencia de que hay un referente objetivo moral. Solo tiene sentido hablar de actos malos y buenos, si la moral no depende de lo que creemos nosotros. Si no hay una diferencia objetiva moral, Bin Larden y María Teresa de Calcuta o Ghandi y Hitler, no han hecho nada diferente en términos morales. Los actos morales de María  Teresa de Calcuta serian los mismos que los de Hitler, Bin Laden, ISIS, etc., pues no hay una diferencia objetiva moral para decir que uno de ellos actuó bien con relación a algo, más que nuestro parecer. Pero nuestra experiencia moral nos hace saber que no, que sí hay una diferencia objetiva entre lo que ISIS hace y lo que hizo María Teresa de Calcuta.

La moral es objetiva, nadie en la práctica lo puede negar, aunque en teoría pretendan ser relativistas morales. O la moral es subjetiva o es objetiva, y tenemos buenas razones para pensar que es objetiva, y creer que estamos afirmando lo correcto.

¡Dios les bendiga!

Anuncios

6 comentarios en “Los valores y deberes morales son objetivos

  1. Gatosófico dijo:

    Buenos días (acá son las 9:14 am, desde Puerto Rico)

    Este argumento ha sido discutido muchas veces en varios grupos que estoy de debates y he llegado a entender que el error está en la primera premisa como en base de sus enunciados. Nótese que usted dice que no tocarás la primera premisa, dejando dicho que esto es suficientemente evidente y que, por lo tanto, no hay razones a favor o encontra y luego pasas a la premisa 2.

    Yo tocaré la premisa 1 ya que los enunciados son muy importantes para desarrollar un argumento. (Vea que si la primera premisa es falsa, la conclusión tiene que ser falsa)

    “Si Dios no existe, entonces los valores morales objetivos no existen

    Los valores morales objetivos existen

    Luego, Dios existe”

    No sé si usted ha cuestionado bien la primera premisa en cuanto lo analítico, el punto reside entre la relación de la P: 1 y 2.

    El argumento es un modus tollendo tollens (el camino que niega al negar)

    Estos tipos de argumentos, en su estructura, son de esta manera;

    P -> Q
    -Q
    :· -P

    El argumento VMO utiliza la misma estructura pero a la inversa

    -P -> -Q
    Q
    :·P

    Pero si notas la ambiguedad en la lógica, para que algo llegue a ser positivo necesita una doble negación;

    -P -> -Q
    –Q
    :·–P
    :·P
    (La estructura cual Craig utiliza para validar las premisas del argumento moral desde un punto de vista lógico)

    La estructura no está mal, lo que está mal son sus enunciados, cuando estas variables llegan a obtener sus enunicados ya es cuando hay posibilidad de error argumentativo desde sus enunicados.

    Ejemplo;

    El argumento moral indica que Dios existe porque los valores morales objetivos existen. La existencia de Dios no depende de lo particular, me explico; Dios por ser un ser maximamente grande es por definición lo absoluto y luego lo que no carece de nada ya que lo tiene todo. En efecto, la moral objetiva puede ser cierta pero esta depende de la existencia de Dios y no vice versa. El argumento indica lo contrario.
    El argumento, de manera analítica, sería posible con modus ponens, pero el argumento moral apela a una secuencia de lógica que, aunque las variables están en su sitio, los enunciados no.

    Por qué el argumento no puede ser así?
    Si Dios no existe entonces los VMO no existen
    Dios existe
    Luego, los VMO existen?

    Dirás que cometería una falacia lógica, pero esto no es del todo cierto ya que es un modus ponens a la inversa, lo mismo del modus tollens a la inversa. No funciona de esa forma porque está tomando un particular como necesario para que lo general sea evidente, en este caso sería no simple evidente sino existente. Trata de tomar lo particular como necesario para lo existente.

    Si tengo catarro entonces estoy enfermo
    No estoy enfermo
    Luego no tengo catarro

    Estos enunciados están bien porque lo particular (catarro) depende de lo general (enfermo, enfermedad) y no vice versa.

    Entonces;

    Si tengo catarro entonces estoy enfermo
    Tengo catarro
    Luego estoy enfermo

    Vez que en los modus cuales te expliqué tienen su similitud?
    El MVO no lo tiene así ya por lo explicado anteriormente.

    Esto se le conoce como error inverso en lógica y es el particular necesario de la falacia “afirmación del.consecuente” y es porque Dios no depende de lo particular siendo él algo general. Pero el argumento trata de validar la existencia de lo particular en la segunda premisa para validar la existencia de lo general, cuando esto esto tiene que ser lo contrario.

    Hablando más de la primera premisa, para que la primera sea válida debe de pasar a la.segunda premisa defendiendo lo general para validar lo particular.

    Entendemos.entonces que el argumento es válido desde.la.primera premisa.

    Saludos

    Le gusta a 1 persona

    • Carlos E Rodriguez A dijo:

      Saludos!

      Creo que has leído mal. Lo que sí dije era que no iba a defender la primera premisa, sino pasar a la 2da, pues esta es mas evidente, ya que si existen los valores y deberes morales objetivos, estos solo pueden tener como fundamento ontológico a Dios (lo cual se insinúa en la primera premisa).

      Analizo aquí la premisa 2, y muestro la razón de su veracidad, y que afirmar una moral subjetiva, es irracional, pues va en contra de los hechos. No quisiera discutir aquí el argumento, sino solo lo que tiene que ver con la premisa 2.

      Ahora, y a manera de corrección, paso a decirte que tu análisis ignora el hecho de que se suprimen del argumento moral basado en la ontología moral, las dobles negaciones, pues son evidentes. Aquí una representación del argumento:

      1. ¬ p → ¬ q (Premisa)

      2. q (Premisa)

      3. ¬ ¬ q (Doble negación, 2)

      4. ∴ ¬ ¬ p (Modus tollens, 1, 3)

      5. ∴ p (Doble negación, 4)

      Read more: http://www.reasonablefaith.org/spanish/El%20Argumento%20Moral-para-Dios#ixzz3cyUagYqz

      Le gusta a 1 persona

      • Gatosófico dijo:

        Hola!
        Buenas noche
        Veo que no entendístes mi objeción. Hay que analizar todas las premisas independientemente si son evidentes ya que eso no indica que sea cierto solo por ser evidente. Es evidente que vemos un horizonte en la playa pero evidencialmente no existe tal horizonte en la playa. Es evidente que vemos en segundos estallidos del sol, pero no es evidencial ya que ese efecto ocurrió minutos antes de nosotros haberlo percibido.

        El punto de tomarlo como evidente es solo para no tener que defender la primera premisa, luego me compartes algo de la página de Craig indicandome lo que él hace y lo que yo indico no tiene nada que ver con lo que intentas hacer.

        Me gustaría que te enfocaras en la primera premisa aunque para usted es evidente hay que entender que puede que esté mal la premisa y si la primera premisa está mal, como premisa mayor, el argumento está mal.

        Me gustaría que indicaras donde está el error de mi comentario ademas de que intentas de evadir un punto compartido.

        Saludos

        Le gusta a 1 persona

      • Carlos E Rodriguez A dijo:

        Reitero: “aquí solo hablo de la premisa 2, es una defensa a la premisa 2, no a la primera premisa”. Debes esperar a que defienda esa premisa exhaustivamente en un post, o ver el post del argumento donde lo defiendo.

        Al parecer no has notado que lo que es evidente, lo que dije que era evidente, no es la premisa 1, sino la premisa 2. No hablo aquí del fundamento de la moral objetiva, hablo de sí existe una moral objetiva. Esto no tiene nada que ver con lo que preguntas.

        Lo que compartí de Carig, es el argumento extendido, tal como es, que es lo que objetabas. Te recordare que dices que: “Pero si notas la ambiguedad en la lógica, para que algo llegue a ser positivo necesita una doble negación;
        -P -> -Q
        –Q
        :·–P
        :·P”

        Dices que necesitas una doble negación para concluir la verdad de algo, y por eso insinúas que el argumento esta mal, y es aquí donde te di la forma extendida del argumento:

        1. ¬ p → ¬ q (Premisa)

        2. q (Premisa)

        3. ¬ ¬ q (Doble negación, 2)

        4. ∴ ¬ ¬ p (Modus tollens, 1, 3)

        5. ∴ p (Doble negación, 4)

        Con esto, respondo tu objeción en cuanto a la valides de la construcción lógica del argumento, demostrando de donde se concluye la verdad, pues tenemos la doble negación.

        Repito: “lo que es evidente es que la moral es objetiva, y eso es lo que defiendo aquí”. Si tienes algo en contra de esto, bien harías en decirlo, pero aquí no discuto la premisa 1. O puedes esperar mi post sobre esa premisa, o puedes hacer tu objeción en el post del argumento completo:

        https://carloserodrigueza.wordpress.com/2014/01/12/argumento-moral-axiologico-a-favor-de-la-existencia-de-dios/

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s