Consejos para los que quieren defender su fe (parte 3): que el agua suba de los tobillos

En esta tercera parte de la entrega, quisiera dar un consejo a los nuevos apologistas. En la entrega anterior, hablamos de la frustración que se puede producir en nosotros al no ver resultados. Hoy quiero hablar de un mal que está tocando a muchos nuevos jóvenes defensores de la fe cristiana.

En muchos espacios diversos donde se toca el tema de la existencia de Dios, he quedado muy preocupado al ver que la defensa de muchos para el teísmo cristiano solo consta de un simple: “el doctor X dice esto“, o “todos están de acuerdo con este punto…“, y así sucesivamente. He presenciado como la articulación de los argumentos de la defensa no ha pasado de ser una presentación de personas que están de acuerdo en lo que cree, nada mas. Esto es un problema muy serio. A pesar de que la apologética sigue creciendo entre muchos jóvenes, gran parte de ellos aun no ha aprendido a defender lo que cree, y se ha limitado a mencionar lo que otros dicen. Esta usando la citas de un autor famoso como argumento, alejándose de la disciplina de estudio e investigación que demanda la apologetica cristiana. Quisiera creer que esto se debe a otras causas, pero no puedo negar que la razón principal es que el estudio profundo y la sumergida en el mar de información no es atractiva para muchos de esta nueva generación. Puede ser hasta tediosa. Por lo cual, prefieren repetir la cita de un apologista famoso, en vez de entender la naturaleza de lo que defiende y de porqué es verdad.

Esto nos esta dejando con hermanos en la fe que no entran al mar abierto, no se sumergen, solo se están mojando los tobillos. Hacer esto, evitara que sean buenos apologistas, y seguirá causando que millares pregunten y pregunten como responder a cuestiones tan simples que no saben como dar respuestas. Ellos memorizan un argumento, lo presentan en la defensa, pero al primer cuestionamiento, salen huyendo a pedir ayuda y no porque la objeción supera lo que saben, pues en el 90% de los casos el mismo argumento que memorizaron da la respuesta, pero como no lo han analizado, la desconocen. Si tan solo se adentraran un poquito más al mar, y el nivel del agua les llegara hasta la cintura, por ejemplo, verían la necesidad de sumergirse por completo.

Esta bien citar a quienes Dios ha usado y esta usando en la defensa de la fe, pero quedarse ahí y saltarse la tarea de estudiar, analizar y entender, provocará a futuro un mal grande, pues muchos de ellos, agobiados por la falta de resultados favorables, volverán a creer que esta tarea de la apologetica es inútil, cometiendo tal vez, el mismo error de creer de donde salieron.

Ya no más jóvenes apologistas en la orilla del mar, viendo a otros sumergirse, necesitamos que todos se sumerjan. Dios lo espera. El que no sepa nadar, que pida ayuda. Pero pedir ayuda para quedarse en la orilla, nunca será aprender a nadar.

Anuncios

6 comentarios en “Consejos para los que quieren defender su fe (parte 3): que el agua suba de los tobillos

  1. José Miguel Arráiz dijo:

    Qué bueno Carlos, no hay más ciego que el que no quiere ver o que el ignorante que no quiere aprender ¿Verdad Carlos?
    Y, Carlos, solo has demostrado tu egolatría y tu extrema ignorancia en todos y cada uno de los temas tratados (ver mi enlace anterior para comprobarlo).

    Mira si estoy seguro de lo que digo que pongo el enlace para que todo el mundo lo vea. Si no estuviese seguro del ridículo que haces no lo pondría ¿verdad?

    Recuerda mi objetivo principal: Demostrar que los extremistas y fanáticos cristianos como tú son unos charlatanes de palabrería para impresionar, pero totalmente hueca (nada que ver con los verdaderos cristianos). Ese objetivo ya está cumplido hace mucho.

    Un saludo

    Me gusta

    • Carlos E Rodriguez A dijo:

      Que bueno José. Mira si estoy seguro de lo que digo que pongo el enlace de las reglas para comentar aquí para que todo el mundo vea que te has ganado la primera y ultima advertencia antes de ser bloqueado.

      Recuerda mi objetivo principal: demostrar que Jehová es Dios y existe. El tuyo, lo contrario. O lo haces o no, pero violar las normas de aquí al ir a otro post a atacarme y no argumentar el tema del post, te hace digno del premio. Y después van por ahí diciendo que los bloquean por buenos debatientes…

      Un saludo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s