Mañana encontraremos una explicación científica

¡Dios les bendiga!

El apologista que se ha dado la tarea de defender la fe a nivel popular, se ha podido encontrar con una respuesta que es dada por la parte contraria al teísmo, luego de que se le ha presentado argumentos que apoyan la existencia de un Dios trascendente, creador y diseñador de todo lo que existe, que va de la siguiente manera: “hoy no tenemos una respuesta científica (naturalista), pero en el futuro si la tendremos, y por esto no puedo creer que Dios sea la causa de lo que me dices”. Se hace más que evidente que el ateo/escéptico con esta respuesta esta invocando una esperanza futura en la ciencia para responder lo que la ciencia aun no ha podido responder. Es como decir: “no tenemos explicación científica ahora, pero mañana si, así que no puedo creer a tu explicación no naturalista”.

Cuando el ateo quiere decir que no tenemos una explicación científica, quiere decir que no tenemos una explicación naturalista de un hecho X. El naturalismo metafísico es una posición filosófica, no es algo que se adopta con el método científico, sino que se supone primero de forma filosófica. Ahora, esta doctrina afirma que todos los hechos que ocurren en el universo (el cual es cerrado) tienen una explicación natural, una causa natural, y si no es natural, no es posible. Usted puede notar que de antemano esta posición es falaz, pues es circular, ya que: ¿Cuál es la evidencia de que toda causa debe ser natural y de que no existen causas no naturales (sobrenaturales)? Ninguna. Así que, cuando el ateo invoca una explicación científica en el futuro para contrarrestar la explicación teísta de un hecho, lo que está diciendo es que en el futuro encontraremos una explicación científica para el hecho que aun no podemos explicar científicamente.

¿Cuál es el problema con este tipo de razonamiento? El problema es que el razonamiento en si es una falacia lógica conocida como argumentum ad futuris (apelando al futuro). En un argumento normal, las premisas deben estar justificadas, pero en este argumento no hay justificación para creer que, dado a que en el futuro (el cual no conocemos ni vivimos) encontraremos una explicación científica, debe descartar toda explicación “no científica”. Veamos el silogismo:

  1. Si hoy no tenemos explicación científica sobre un hecho X, mañana tendremos explicación científica sobre este hecho X.
  2. Hoy no tenemos explicación científica sobre un hecho X.
  3. Por lo tanto, mañana si tendremos explicación científica sobre este hecho X.

¿Cuál es la justificación que se ofrece para aceptar que mañana tendremos una explicación científica? Ninguna. No hay justificación para aceptar esta proposición, solo la fe en algo, pero esto no cuenta como justificación epistémica.

Es por esta razón, que este argumento es falaz, pues comete la falacia del argumentum ad futuris. Si no hay evidencia de esta premisa, no hay razón para creer la conclusión del argumento. Por esto descartamos todo el argumento, pues no es lógicamente valido. El ateo/escéptico no puede usar este argumento como excusa o justificación para no aceptar las conclusiones de los argumentos teístas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s